Qué es el hosting web y para qué sirve

¿Estás pensando en poner en marcha tu propio sitio web o dar el salto hacia un alojamiento más potente? Seguro que te vienen muchas preguntas relacionadas con los servicios que vas a necesitar. ¿Qué es el hosting web? ¿Qué tipos de hosting existen? ¿Cuál es el más apropiado para mi: hosting compartido, un VPS o quizá necesite un Servidor dedicado?. ¿Necesito un certificado SSL para mi sitio? ¿Por qué?

¿Qué es el hosting web?

Piensa en las carpetas y los archivos que almacenas en tu ordenador y cómo éstos se almacenan en el disco duro de tu equipo para que siempre estén accesibles. Un sitio web es muy parecido a un documento de texto: necesita un ordenador donde almacenarse. La diferencia es que el ordenador donde guardas tu web debe estar siempre encendido, si quieres que esté disponible siempre que quieras acceder al mismo.

A diferencia del ordenador que podemos tener en casa, para servir un sitio web necesitamos una máquina que esté conectada a Internet a través de una red que tenga un ancho de banda más amplio que las típicas conexiones domésticas. Y sobre todo que esté plenamente operativa las 24 horas del día, los siete días de la semana. A estas máquinas u ordenadores, es lo que conocemos como servidores web.

Por lo tanto, llamamos hosting o alojamiento web al servicio de almacenamiento que proporcionan estos servidores. Y los proveedores de hosting web, ofrecen ese espacio para alojar tus páginas web y que puedan estar disponibles las 24h del día y desde cualquier parte del mundo.

¿Para qué sirve el hosting o alojamiento web?

Para que tu sitio web esté siempre online y disponible, es necesario que dispongas de un alojamiento o hosting web donde poder almacenarlo. Un ordenador con el que estamos acostumbrados a trabajar y una conexión a Internet doméstica no sería suficiente para que tu sitio web estuviese disponible a todo el mundo.

Aunque dispongas de fondos suficientes para comprar tu propio servidor y una conexión a Internet muy potente, no es una buena idea. Resultaría demasiado costoso, por lo que alquilar un servicio de hosting web es la mejor opción.

Las empresas de hosting, disponen de servidores propios para almacenar los sitios web de su clientes, y están localizados en un Centro de Procesamiento de Datos (CPD). Es decir, una infraestructura que dispone de los sistemas de seguridad más avanzados (tanto físicos o de hardware, como de software) y conexiones a Internet permanentes y seguras, para evitar posibles fallos o errores en los servicios.


¿Qué tipos de hosting hay?

Dependiendo del tipo de web que tengas o quieras crear, necesitarás un servicio de hosting u otro. Por ejemplo, si quieres crear un blog personal, un plan de hosting de los más básicos sería suficiente para ti. Pero, si tu sitio web es una tienda online o una web corporativa de una empresa grande, tal vez te convenga más un servicio de alojamiento más profesional.


Hosting compartido

Un plan de hosting o alojamiento web te proporciona espacio en un servidor en el que compartes recursos con más usuarios. Dependiendo del plan que selecciones, puedes tener varios sitios web alojados en un mismo hosting. Muchos proveedores, ofrecen servicios de alojamiento de tráfico ilimitado; así si algún mes tienes un pico de consumo, tu sitio web no se verá afectado y no tendrás costes inesperados.

Servidor virtual VPS

Un servidor virtual privado o VPS es un servidor físico dividido en múltiples máquinas virtuales independientes entre sí. Ya que el hardware es compartido, el coste de un servidor virtual suele ser bastante inferior al de un servidor dedicado (físico). La gran ventaja es que un VPS cuenta con recursos garantizados, que no se comparten con nadie y que puedes utilizar como tú prefieras. Esto te concede más potencia y flexibilidad que un hosting compartido normal.

Servidor dedicado

Básicamente, se define como una máquina física, un ordenador, con uso exclusivo para un único cliente. Ese cliente es usuario absoluto de los recursos de ese servidor, desde el ancho de banda hasta el espacio en disco. Los servidores dedicados son especialmente necesarios para sitios web con un gran volumen de tráfico mensual o que necesitan hacer un uso intensivo de recursos de transferencia, flexibilidad y rendimiento.

¿Qué otros servicios me puede ofrecer una empresa de hosting?
Cada empresa es un mundo, pero normalmente los proveedores de hosting te van a ofrecer también:

Registro y transferencia de dominios: Un dominio es el nombre que identifica tu sitio web y consta de dos partes: el nombre y la extensión. Por ejemplo “helloworld.com”, Hello World es el nombre y .com la extensión.

Si quieres crear tu propio sitio web, tendrás que elegir un nombre de dominio que te identifique, registrarlo y no olvidar su renovación anual para evitar perderlo o que alguien lo registre en su nombre. Si ya tienes un dominio en propiedad, debes saber que tu empresa de hosting te da la opción de transferirlo desde ellos a otro proveedor y viceversa.

Servicio de correo electrónico: Si no tienes por el momento la necesidad de crear tu sitio web, pero te interesa tener un correo profesional como, por ejemplo, “nombre.apellido@tudominio.com”, vas a necesitar dos cosas: un dominio y un servicio de correo. El servicio de correo consiste en un espacio donde almacenar todos tus emails entrantes y salientes. Esto te permitirá poder descargarte tus correos en tu ordenador y también ofrece la posibilidad de acceder desde cualquier ordenador a tu correo, a través de una aplicación online, esto se conoce como webmail.

Casi todas las empresas de hosting del mundo te ofrecerán estos dos servicios que te he comentado, pero a parte del servicio de hosting web, te pueden ofrecer los siguientes:

– Certificados de seguridad SSL: Un certificado de seguridad muestra a los usuarios de tu sitio web que es seguro navegar en él, dejar sus datos personales o realizar compras. Incluyen el nombre de dominio, la fecha de caducidad del certificado e información sobre la autoridad responsable de la emisión del mismo. Cuando un navegador se conecta a un sitio seguro, recupera el certificado SSL del sitio y comprueba que todo sea correcto.

– Herramientas SEO: ¿Sabías que la gran mayoría de los clics se hacen en uno de los 3 primeros resultados orgánicos de Google? Si tú también quieres que tu página esté bien posicionada, deberás cuidar el SEO de tu sitio web. Puedes encontrar herramientas que te puede ayudar a posicionar mejor, aumentar la visibilidad en buscadores y conseguir más tráfico a tu sitio web. Un plan de hosting de WordPress cuenta con Yoast, un asistente de SEO integrado en la aplicación.

– Seguridad: Las aplicaciones de seguridad web funcionan como el sistema de alarma de tu casa: saltan cuando se produce una situación fuera de lo normal y te envían una notificación para que conozcas de primera mano que algo ha ocurrido en tu web.

– CDN: Se conoce como CDN (en inglés Content Delivery Network) a la red de servidores distribuidos por todo el mundo. Cada uno de esos servidores cachea (es decir, recuerda) el contenido estático de tu web: imágenes, archivos CSS, JavaScript, etc. Este tipo de archivos son los que ocupan la mayor parte del tiempo que tarda tu sitio en cargar. Cuando una visita quiere ver tu web, el servidor que tiene más cerca le muestra todo ese contenido estático. Como resultado, el tiempo de descarga de tu sitio web se reduce y la experiencia del usuario es mejor y más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *