El Neuromarketing

En el presente artículo el psicologo y blogger Jose Machado, nos comenta un poco sobre el neuromarketing, su historia, para que sirve y en qué se basa esta ciencia, que para muchos les resultará novedosa pero verán que se viene trabajando en ella desde los años 80 y 90. Sin más preámbulos vamos a sumergirnos en el neuromarketing

¿Qué es el neuromarketing?

La nueva forma de llegar al consumidor

El neuromarketing es la ciencia que estudia el comportamiento de compra, consumo y decisiones de los clientes ante diferentes productos, servicios y/o marcas.

Es, por ende, la disciplina encargada de estudiar algunos procesos mentales básicos como la atención, la percepción y la memoria valiéndose de instrumentos científicos para obtener resultados medibles y contrastables (preferentemente en contextos controlados, como por ejemplo en laboratorios).

Una de sus especialidades es el estudio del comportamiento de los consumidores, y para poder hacerlo se sirve de técnicas neurocientíficas, a fin de obtener datos de la conducta de consumo y de los hábitos de una persona.

Gracias a estas técnicas podemos saber, por ejemplo, que el 69% de las decisiones de compra son inconscientes y que responden a impulsos básicos de nuestro cerebro.

¿Te ha sorprendido? Pues esto es solo el principio…

Breve historia del neuromarketing

A lo largo de la historia, el hombre ha sufrido varios golpes a su ego por “culpa” de los avances científicos. Entre esos golpes, se destacan los siguientes:

  1. La Tierra no es el centro del Universo.
  2. Somos el resultado de la evolución (y no de un animal cualquiera, sino de un mono).
  3. Nuestros impulsos tienen una base sexual reprimida que no llegamos a entender.
  4. Aparece un tal Einstein y nos cuenta “amablemente” sobre su relatividad.
  5. Y como si fuéramos pocos, parió la abuela: el neuromarketing nos dice que nuestro cerebro compra mientras que nosotros consumimos.

Todos estos golpes parecen indicar que la ciencia avanza para hacernos daño ¿no lo crees?. Independientemente de ello, centrémonos en la historia reciente para ver cómo y por qué nace el Neuromarketing

En los años 80 y 90, las grandes empresas empezaron a preguntarse por qué la mitad de sus productos y estrategias de marketing fracasaban.

Tras contactar con catedráticos en ciencias del comportamiento y con otros especialistas, concluyeron, a regañadientes, en que el consumidor no tomaba decisiones sobre los productos que compraba de una forma plenamente consciente o racional, de manera que tuvieron que modificar su plan estratégico y adaptar sus mensajes para dirigirlos a un nuevo tipo de ser humano: el emocional.

Al principio todo fue pura investigación; luego vinieron las empresas y las grandes corporaciones a pedir consejos para vender más, y más tarde esas empresas profundizaron en el tema para no sólo vender más y mejor, sino para ahorrarse millones de euros (y dólares) en una publicidad que no tendría resultados incluso antes de ser lanzada.

¿Para qué sirve en realidad el neuromarketing?

A grandes rasgos, sirve para:

  • Optimizar la experiencia del clienteen su opción de compra colocando a la vista imágenes y productos destacados
  • Provocar el llamado efecto contagio
  • Estimular y experimentar con el productoy la marca a través de los 5 sentidos
  • Optimizar el alcance, la retención y el procesamientode la información de dicha marca o producto a través de diversas técnicas de asimilación en la memoria sensorial
  • Actuar sobre la experiencia emocional y el recuerdo

En este primer encuentro con la teoría del neuromarket quedamos con la sensación de ser manipulados hábilmente para comprar. En la próxima entrega, veremos que en la actualidad muchas empresas utilizan este conocimiento sobre cómo opera el cerebro para elaborar estrategias orientadas a lograr que el cliente potencial visite sus establecimientos y «sin darse cuenta» adquiera sus productos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *